#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

domingo, 18 de octubre de 2015

Neveras Frías


La camiseta la hice este verano para regalar. El dibujo era demasiado grande así que modifiqué el tamaño, y al no bloquear las proporciones, los pechugones pajaritos se estilizaron de repente.









Y hablando de estilizamientos y de comida… En verano, Freddy nos ha surtido con montones de cosas ricas de la huerta de su padre: higos, peras, pimientos, calabazas, calabacines, lechugas, tomates… Cada vez que preparaba una ensalada, no podía evitar pensar que se nos ha olvidado el auténtico sabor de lo que comemos. Porque… a qué va a saber un triste tomate de invernadero forzado a crecer, rojo y uniforme en calibre, a sus compañeros de rama? O los huevos de gallina estresada y medio enloquecida en su hacinada jaulita? Y las vacas alimentadas con pienso compuesto que no salen jamás al pasto fresco? Luego dirán que somos lo que comemos.



Nos alimentamos de invernadero o piscifactoría, cocinamos con prisa y en nuestro tiempo libre alimentamos el alma con televisión La Vida acabará teniendo un regusto a insatisfacción, a deseo reprimido, a mediocridad. Me afiliaría a las filas de cualquier partido político biológico si es que lo hubiera. Porque seguro que habrá políticos sin conservantes, colorantes o familiares a los que enchufar. Empiezo a desvariar. Cierro con unas imágenes del potager de Chenonceau y con música de otro tiempo {AQUÍ}










6 comentarios:

  1. Hola Esther:
    La camiseta muy cuca!! Las telas me han encantado. Vaya preciosidades, y , cómo no, combinan a la perfección.

    Vaya pinta más apetecibles las verduras! Las fotos son preciosas: llenas de color y de vida, si es que tienes mano para todo!! Ahhh, y con canción incluida,

    Gracias por una entrada cinco sentidos!!

    Un besazo,

    Inés (Qcucadaimes)

    ResponderEliminar
  2. El virus de las camisetas me lo contagiaste tú :)) hasta tus camisetas de Mickey, no había hecho ninguna. Ahora tengo varios dibujos pendientes. Se hacen tan rápido con la máquina que se han convertido en mi regalo express favorito.
    Por cierto, otra idea estupenda lo de hacer una entrada "cinco sentidos". Me lo apunto. Muackkks!!!

    ResponderEliminar
  3. ohhh!!! qué cucos los pajaricos!!! Hasta estilizados lucen bien, por no hablar de la combinación de telas siempre envidiable...
    Lo de comer de la huerta ¡qué gran razón!, no sabe igual y es que por mucho que nos empeñemos... no puede saber igual. Me encanta cómo has ilustrado la diferencia entre "casero" y "alimentación industrializada" . Nosotros en casa hace poco que compramos las verduras a una hortelana de un pueblo cercano... y no tienen nada que ver...hasta nos pone huevos de gallinas "felisas"= felices jajaja.
    En definitiva una estupenda entrada con regalos para la vista y el oído, abriendo boca e imaginando el olor de las flores que compartes con tus siempre preciosas imágenes... Muchas gracias y feliz semana a ti también!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jooo qué gran idea la de comprar a gente local. Creo que deberíamos volver (sólo en algunos aspectos eh?) a lo de antes. Estoy de acuerdo contigo en que los huevos de gallina feliz hacen tortillas deliciosas. Me encanta oír-leer que las imagenes te parecen sugerentes. Mi memoria es visual y olfativa, eso sí... me cuesta recordar qué día de la semana es... Un abrazo

      Eliminar
  4. Cuanta razón tienes! Preciosa camiseta, unas telas como siempre maravillosamente coordinadas y unas imágenes relajantes...para dejarse llevar. Gracias, un beso.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Eva, es bueno llenarse los ojos de cosas bonitas, al final acaban formando el poso de de lo que somos. Las telas coordinadas también producen una sensación de relax visual. Bueno... a veces soy muy subjetiva en mis opiniones ;) Un besito para ti

    ResponderEliminar