#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

domingo, 15 de julio de 2018

Septiembre a la Vuelta de la Esquina

El vicio de comprar telas es uno de los confesables, ¿verdad? Puedes hablarle a las amigas de tus horas ojeando telas en la web, y nunca te mirarán con pena, ni asomo de censura. Si además fueran aficionadas a la costura, la conversación subirá de volumen recordando gangas online, y el emocionante momento de rasgar el sobre que nos entrega el cartero.


Me gusta tanto comprar telas. Y lo que es peor… no quiero dejar de hacerlo. La semana pasada, estuvimos en Alicante y la visita coincidió (no intencionadamente lo juro) con las rebajas de Julián López. Hasta ahí puedo contar.


Las telitas que nos ocupan hoy, llegaron no sé muy bien cómo al carrito de la compra en Hanckocks of Paducah. Las vi y oí como me susurraban: Nos necesiiiiitaaaaas. Llévanos a casa y conviértenos en cuatro individuales navideños. Le haremos muchísima ilusióa Mary. Cómpranooooos…. Sé que no hay telas suficientes en Hanckocks of Paducah con las que agradecer todo lo que Mary y Fredy hacen por nosotros. No lo pensé más y las eché alegremente en el carrito. Cuando llegó el envío, me di cuenta de que las insinuantes vocecillas no me habían engañado. Serían un bonito regalo.



Los individuales (al igual que los baberos y los neceseres), son tremendamente sencillos de hacer. Una vez preparado el sandwich sólo hay que acolchar y ribetear con un bies. Lo hago todo a máquina. Si se hilvana bien el bies, con un único pespunte queda rematado. Para no desdibujar el estampado de coronas navideñas, esta vez acolché formando estrellas.






Un post navideño en pleno mes de julio. Este año sí que me he anticipado a la Navidad. Es todo por hoy. Me despido hasta la vuelta del verano. Nos veremos allá por septiembre. Como siempre...



sábado, 7 de julio de 2018

Dear Jane Diaries (XV)

¿A qué os recuerda?


Inevitable verdad?



Parece que  Chermayeff se hubiera inspirado en el Dear Jane a la hora de diseñar los enormes paneles del Acuario de Lisboa.


Me están entrando unas ganas locas de empezar a despotricar acerca de lo que se vende como Arte y Diseño. Pero no... mejor me contengo y dejo paso a los bloques de la fila L.


L1 - Widow's Pane

L2 - Stephanie's Snowflake

L3 - Reflections Abound 
L4 - St. George's Cross



L5 - Chattanooga Charlie

L6 - Maze of Madness

L7 - Town Square

L8 - Box Kite

L9 - Walter's Place

L10 - Nan's Naiad

L11 - Caitlin's Rose

L12 - Sally's Pride

L13 - Harvest Moon

No pude decidirme por un único favorito. Que sean dos:





sábado, 30 de junio de 2018

Cuartos de Costura


Una ventanita abierta a mi nuevo cuarto de costura: un armario huérfano de puertas que atesora materia prima con la que soñar labores. Telas compradas aquí y allá, otras regaladas, hilos, botones, cajitas... Todo un entramado de tesoros próximos a la mesa de trabajo. La música acompaña mis horas de costura, pero a veces, como en los cuentos, las telas parecen hablar postulándose a sí mismas para futuros proyectos.






Estos cojines están recién sacados del horno. Había visto en el blog de Iherba un estupendo quilt hecho con vaqueros y camisas recicladas. Me gustó tanto que quise copiarlo pero el intento se ha saldado con dos cojines. Y me explico...




Reuní algunos vaqueros viejos y varias camisas (mejor no cuento de donde salieron) y me lancé a cortar pinwheels con la técnica HST. Facilísimo hasta ahí, pero la experiencia de trabajar con tela vaquera no me ha gustado nada. Ella me aconsejó usar agujas para vaqueros o las específicas para tejidos elásticos pero por aquí ha sido imposible conseguirlas. Mil gracias Isabel pero decidí aliviar padecimientos y hacer estos dos cojines en lugar del quilt.





Mi cuarto de costura está reducido a la casi mínima expresión, pero cada vez que dirijo la mirada a las estanterías, siento la alegría del color y la anticipación de lo que vendrá.


Os invito a visitar otro cuarto diferente, el de Supergoof Quilts. Uno de esos lugares en los que, sin haber estado, cualquiera desearía pasar largas horas cosiendo y tomando té. El link os llevará a una buhardilla encantada, llena de creatividad y buenas vistas.







sábado, 23 de junio de 2018

Dear Jane Diaries (XIV)

"El primer trago de cerveza y otros pequeños placeres de la vida" Qué bien los describe Philippe Delerm. Releo este librito encantador. Se podrían hacer listas muy muy largas de esas pequeñas alegrías diarias, verdad?


Uno de esos momentos de habitual disfrute, es fotografiar los bloques que coso. Tengo varias labores entre manos, pero estas dos últimas semanas,  me está costando concentrarme en la costura. Hoy toca la fila K. Esperaba en la línea de salida impaciente por mostrarse. Con un favorito en cabeza...



K1 - Crooked Creek

K2 - Grandpa's Chickens

K3 - Seven Sisters

K4 - Thea's Turn

K5 -  Passing Through

K6 - Ann's Folly

K7 - Rose of Sharing
K8 - Springbrook Park

K9 - Scout's Honor 
K10 - Quandry



K11  Columbine

K12 - Doris's Dilemma

K13 - Brandon's Star

Vuelvo al libro. Sueño con otras reconfortantes sensaciones como el olor intenso de la tierra tras la tormenta, un plácido otoño en norte, o mi jersey favorito, envolvente como un abrazo. "...cogemos un cruasán de la bolsa. La pasta está tibia, casi blanda. Esta pequeña golosina, en medio del frío, mientras caminamos, es como si la mañana de invierno se hiciese creciente en nuestro interior, como si nosotros mismos nos convirtiésemos en horno, en casa, en refugio..."