#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

jueves, 22 de junio de 2017

Bajo un Manto Protector


Sigo ordenando archivos. O algo así... Abro una carpeta y luego otra y sin quererlo va pasando la tarde. La misma agradable sensación que cuando me siento en la alfombra y, por el simple placer de volver a verlas, despliego montones de telas .


Estas imágenes son de un manto de la Virgen de Begoña que Sole restauró hace un par de años. Descansaba extendido sobre su mesa de trabajo, protegido por una gruesa tela. A medida que la fue retirando, esta maravilla quedó al descubierto.




Espero que en nuevas convocatorias pueda asistir al curso de "Los tejidos históricos". El de "Identifica los textiles" no pudo ser más interesante.



En fin... me disperso y en el post de esta semana quería mostrar la siguiente hornada de bloques Civil. Estoy disfrutando tanto que me va a dar pena acabar el quilt. Aunque no es tan malo, ya me queda menos para empezar el DJ.










viernes, 16 de junio de 2017

Flores para Charo


Me apetecía algo pequeño, cambiar de registro por unas horas. En las últimas semanas sólo he cosido bloques del Civil. Empezaba a cortar el filete en triángulos o me sorprendía troceando calabacines en cuadrados de 2.5´x2.5´. Momento de hacer una pausa. 


El libro lo compré en una reciente escapada. Bueno... compré unos cuantos, y también algunas revistas llenas de buenas ideas. 



Esta sencilla forma de aplicación ya la había probado antes, en una camiseta para Mary La bolsa de vichy azul servirá para envolverle un regalo. No podré agradecerle nunca todo lo que hace por nosotros en la distancia. 





También he estado organizando archivos. La historia interminable. Parecen multiplicarse sin remedio. Cada vez que me pongo, acabo aumentando el caos al duplicar alguna carpeta.



Aparecen fotos de las vacaciones de hace un par de años en Castillos del Loira. Todas dedicadas para ti Charo, como si de una canción se tratara: flores con aroma a olvido, rayos de sol que adormecen, riachuelos sonoros para aliviar el cansancio, huertos como alfombras de Aladino en las que huir al país del "ya basta". Y muchos abrazos Charo, que nunca nos falten, ni los abrazos ni las flores.








jueves, 8 de junio de 2017

Historias de la Urba


Echaba tanto de menos la máquina de coser, que hace un par de semanas me hice con una Singer pequeña. Ahora voy a toda máquina, y nunca mejor dicho, con mis bloques Civil. Paso largos ratos entre telas, buscándo nuevas mezclas, cortando y archivando. Al día siguiente, coso y plancho. Sí, plancho a medida que coso porque creo que mejora los acabados. 

Con el bloque 6 tuve un pequeño encontronazo que se saldó con el bloque en la basura. Nada grave, pero prefiero repetirlo a oír esa vocecita que me dice "Estheeeeertendrías que..." Así quedó esta segunda hornada de cinco bloques:






María Patchwork



Me costaría explicar todo lo que estoy disfrutando en esta nueva etapa. Hace unos días, coincidí con un vecino canadiense en la piscina. Se sorprendió de que no trabajara y quiso saber a qué dedicaba el día. Respondí que a leer, escuchar música, charlar con amigos por teléfono, cocinar, coser, dormitar en el jardín de la urba... 







Su cara pasó de la sorpresa a la pena. Supongo que todas esas actividades le sonaron a tópico, a apartado "aficiones", a vida doméstica con el agravante del obligado encierro en la urba. No intenté convencerle de mi felicidad. Él también me da un poco de pena: destinado por Naciones Unidas a un país que aborrece, 3 teléfonos móviles y sobrepeso de soledad. 

Me despedí con un bye! y una sonrisa. Tenía prisa por pintarme las uñas de los pies de color naranja. Quedan tan bonitas sobre el azul del agua cuando floto!!! Seguro que no lo hubiera comprendido.






jueves, 1 de junio de 2017

De Compras por el Armario

Allá por Noviembre, Sara y yo pasamos una divertida tarde eligiendo telas. Quería hacer un par de colchitas para regalar a unos bebés que nacerían en primavera. Rescatamos de sus estanterías algunas telas compradas hacía tiempo, y el resto, lo completamos con trozos que atesora en cajas. Mi amiga Carmen, lo llama "ir de compras por el armario". 


Elegir las telas es una de las partes que más me motivan a la hora de empezar un proyecto, y Sara me dejó revolver a gusto. 


El modelo está sacado del libro "Aplicaciones de patchwork con motivos infantiles" de Susan Cousineau. Desde que lo compré hace algunos años, lo he prestado un montón de veces. Las colchas son sencillas y resultonas.






Sara siempre protesta. Quiere acolchar poco, dice que martiriza sus pobres dedos, que no le queda bien, que sus puntadas son demasiado grandes, o demasiado pequeñas... Así que empezamos poco a poco hasta que la colcha "comienza a hablarle"...





Y siempre acaba gustándole el resultado. 








Ahora está con el top de la segunda. Y ha vuelto a lo de siempre... jejeje. Ayer me mandó unas fotos y le está quedando genial aunque habrá que esperar unos meses para verlo terminada. Muchos besos y montones de abrazos Sarita. Nos vemos en verano, en tu rincón del campo donde las gallinas son el único despertador y donde el aperitivo de media mañana alimenta el alma de los que cosen, leen o dormitan al sol.