#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

domingo, 14 de junio de 2015

Palabras Amables

Salía a pasear por el barrio y saludaba a todo el mundo. Siempre tenía una palabra amable en los labios y conocìa el nombre de todos los perros…  Son palabras de Arantxa recordando a un ser querido ya fallecido. Corren malos tiempos para los que nos gusta la vida tranquila, las relaciones cara a cara, la comida hecha con amor, los paseos por el campo, los trabajos artesanales y las palabras amables.






Una lluviosa mañana, hace unos domingos, terminé de acolchar el quilt de matrioskas. Cosí a máquina el remate y no me queda más que, puntada a puntada, finalizar el ribeteado. Buscaré un acogedor escenario dónde colocar la mantita y fotografiarla para el recuerdo.











No he parado de darle vueltas al comentario de Arantxa. Creo que, la falta de tiempo, es nuestro gran problema y lo que nos provoca grandes crispaciones y angustia.

24 horas – 7h sueño – 8h trabajo – 2h comidas – 3h “varios” (desplazamientos, gestiones, cocinar, limpiar)= 4 horas libres al día.  En esta cuenta de la vieja, he dejado fuera, el tiempo dedicado a los hijos, pareja, y a nosotras mismas. Si realizara la misma operación con los gastos mensuales, probablemente llegaría a la conclusión de que las hipotecas son el gran vampiro de la economía familiar. Trabajo e hipoteca: los grandes engaños. Mejor no pensarlo… o tal vez sí…?


8 comentarios:

  1. Nada mejor para acompañar el café de hoy con la lectura de esta entrada!! Esther, está claro que el estilo de vida predominante (grandes urbes, ritmo acelerado, muchas obligaciones...) no va acorde con conocer a la gente y la vida tranquila. Yo soy de las que piensa que hay cabida para todos (los que les gustan la vida de ciudad y los que les gusta la vida de campo), la cuestión siempre se basa en el respeto al otro.

    Respecto al quilt de matrioskas es una monada!! Cómo lo has acolchado? A máquina? Qué máquina tienes?

    Como siempre un placer pasar por aquí.

    Un fuerte abrazo

    Inés (Qcucadaimes)

    ResponderEliminar
  2. Me compré mi Huskvarna Viking hace unos años y estoy encantada con ella. Es mi segunda máquina. Estoy empezando con el acolchado libre y... cuesta. Tardaré lo que haga falta pero conseguiré llegar a un buen acabado. Respecto a la vida de ciudad, no reniego de ella, pero toda la vida pisando asfalto comienza a pesarme. Me ha gustado desayunar contigo :) Me he comido dos tostadas de ese pan que hice ayer. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Pero que bonita colcha, es preciosa!! Desde luego te quedará espectacular.Y el pan... tiene una pinta estupenda.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Eva, estoy contenta con el resultado de la colcha y del bizchoco con nata ni te cuento :)) pero en cuanto al pan... estaba un poco soso. A ver el próximo. Besitos

    ResponderEliminar
  5. Q bonita colcha y el acolchado a máquina. Eres toda una artista.
    Respecto a lo q dices en esta entrada creo q no se debe a no tener tiempo esta forma de ser o de hacer. Creo q el sistema capitalista creado hace años no sirve hoy en día para el 99% de las personas. El dinero es el q manda,;trabajamos las mismas horas pero nos pagan menos y asi no vamos a durar mucho tiempo. Comida,;casa, luz etc... son los lujos de hoy en día. Afortunadamente tenemos consuelo en poder dedicar un minuto a nuestras pasiones.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola María! no quiero ni pensar a qué quedarían reducidas nuestras vidas si elimináramos nuestras aficiones y afectos. Estoy contigo en tu reflexión sobre el $. Respecto al alcolchado libre, es difícil y de artista nada, he sido hábil fotografiando las partes que han quedado mejor jejeje... Un abrazo y larga vida al patch

    ResponderEliminar
  7. Esther esa colchita es un amor, el acolchado te ha quedado genial, yo acabo de estrenar máquina, es una normal no de esas que hacen maravillas, tendré que probar si se puede adaptar un pie para acolchar y hacer alguna probatina.
    Besicos, Maribel

    ResponderEliminar
  8. Prueba, prueba y ya verás lo que es sudar. Da igual la máquina, cuentan tus manos y paciencia talla XXXL. Jejeje he fotografiado las mejores partes pero gracias por tus siempre agradables palabras. Un besito para ti

    ResponderEliminar