#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

viernes, 30 de octubre de 2015

Hecho con Amor

Se nota la diferencia. Me levanto, desayuno con una novela, saco a Lola y mientras paseo planeo la comida del día. Volvemos a casa a buen paso y a coser. Bloque a bloque y tira a tira, la mantita ya está lista para acolchar.







Y sí… se nota la diferencia entre lo hecho con prisas y lo cocinado o cosido con amor. Estoy de vacaciones. Me encanta cuando el reloj desaparece y me entrego feliz a la anarquía de horarios. Es genial dejarse llevar por las necesidades del cuerpo, comer cuando hay hambre, pasear, sestear, leer, coser…. 


Amaso y horneo un pan con semillas, preparo crema de calabaza, pongo la mesa, y me froto las patitas pensando en la sobremesa: té con rosquillas y un muy recomendable libro de puntos de bordado. A disfrutar sin cortapisas. Al menos durante una semana.







10 comentarios:

  1. No dejo de sorprenderme ni de deleitarme con tus entradas. La mantita, sin quitarle el mérito a tu trabajo y esfuerzo, haces que parezca tan fácil!!! Lo de los bloques de tres hojas y luego unir bloques en tiras, me ha parecido sencillo y me lo guardo en la parte de mi memoria "de cosas estupendas para patchwork".
    Bueno del pan ni tedigo: voy a pegarle un bocado!!
    Mil besos

    Inés (Qcucadaimes)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes Inés? no me gustan ni las labores difíciles ni las recetas de cocinas complicadas. Si el esfuerzo es demasiado grande, le resta disfrute y pierdo el interés. Yo también tengo una sección de memoria (en el ordenador claro...) para las cosas estupendas y no para de crecer y crecer. El pan estaba riquííííísimo. Muchos besos

      Eliminar
  2. ohhh!!! Sin desmerecer el trabajo de patchwork, ¡¡¡¡qué buena pinta ese pan de semillas y las rosquillas!!!jajaja debe ser que ahora con la infusión calentita apetecen... Y volviendo a la manta, me encanta, sencilla pero muy resultona: con esos tonos y formas que recuerdan las hojas de los árboles en esta época del año...y con esa tela de florecillas que tanto me suena... tomo nota que con la cantidad de metros que compré seguro que me da para una mantita,... Disfruta de la semana de vacaciones!!!!Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento decepcionarte Malona, las rosquillas son compradas. El pan noooooo eh??? Mi marido está deseando que la acabe para esas siestas de sofá a las que es tan aficionado. Así que por fin compraste toneladas de metros :D Te entiendo, yo la utilizaría casi siempre como tela de fondo, el color es suave como una crema de café. Ponte otra infusión y te paso unas rosquillas. Las compré en el mecadillo de Santoña y saben a anís y a antiguo. Ñam!!! Besitos

      Eliminar
  3. ¿Comentario?, nada que decir que no sea lo de siempre ¡¡artistaaaa!!, pero sí, como vas a estar un poco liberada (vacaciones), me pido un café contigo.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hala! Concedido Sarita. Te llamo y nos hacemos un cafecito el miércoles antes de clase de baile y de paso me traes ese precioso centro de mesa navideño que está pidiendo a gritos el protagonismo de una entrada. Y las Navidades ya están cerca... Besotes

      Eliminar
  4. Y es que no hay nada como estar de vacaciones... hace que la vida tome otro color.El color de la tranquilidad y serenidad, disfrutar haciendo un apetecible pan, una preciosa colcha y degustando unas irresistibles rosquillas. A seguir disfrutando de estos días sin reloj, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joooo Eva qué bien has descrito lo que son las vacaciones para mi. Me quedan 3 días todavía que espero aprovechar al máximo. Hasta pronto! Besitos

      Eliminar
  5. Qué colcha tan bonita te está quedando!!! Me encanta!! No te conocía y me encantan todos tus trabajos. Me quedo por aquí para seguir tus novedades. Un beso y disfruta de tus vacaciones!

    ResponderEliminar
  6. Eres siempre bienvenida Silvia, nos visitamos pronto en nuestros "blog-casita". Un beso

    ResponderEliminar