#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

viernes, 23 de septiembre de 2016

María y su ayudante Benito

Hace ya unos años, me apunté a patchwork en unos talleres municipales del Ayuntamiento y quedé atrapada. Al año siguiente volví a conseguir plaza, aunque con peor suerte de profesora. Fue en el tercer año cuando apareció María. Todo un descubrimiento. Llegó hablando de colecciones de telas, compras online en webs americanas, medía en pulgadas, utilizaba el cutter rotatorio y además, como propuesta de trabajo, nos presentó un quilt de Debbie Mum el primer día!!! En fin… una sacudida hasta los cimientos.





Desde entonces no he parado de coser; Montones de pequeños proyectos y también unos cuantos quilts. Esta es la etiqueta de la última colcha cosida con Inés en la distancia. Muy disfrutada en buena compañía.




Un abrazo para ti María, estarás cosiendo, rematando UFOs con tu super ayudante Benito. Bueno… eso o empezando siete más. Te dejo unas fotos de “unos primos” de tu Benito. Viven felices en la huerta de la familia de Fredy jugando entre las lechugas y arrancando las vainas. Pero qué bien sienta la vida en el campo…







6 comentarios:

  1. Que bello ese primo de benito, ya me gustaría tener un gatito a mi.
    Lo de las clases con Maria, hasta me emociono al leerte. Ya me imagino esas clases modernizadas. Que importante es Mantenerse al día con las tecnicas y novedades. Una buena profesora tiene la magia de enganchar a la gente al tema, de picar la curiosidad para que despierte y con ello la creatividad se ponga a todo lo que da. A mi me gustaría ser como Maria, cuando de clases, claro.
    Conozco a muchas profesoras que se han quedado enpolvadas. Yo aun lucho contra el polvo que hay en mi curso. No entiendo como algo tan divertido, creativo, mágico puede alguien enpolvarlo y hacerlo parece tan cosa de viejos. No sólo en esto, también recuerdo a algunos de mis profes de la uni que ya estaban ahí más esperando la llegada de la jubilacion. Pasión! Eso creo que es la base de todo trabajo. No dejemos que las cosas que nos gustan piedra su brillo 😉.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Xandra, me encanta conocer ese tipo de personas que te hacen cambiar de opinión, que modifican nuestro enfoque, que nos ventilan los puntos de vista y desempolvan las seguridades ampliando el horizonte. Disfruta al máximo de tu curso, no sólo del conocimiento directo sino del indirecto. A veces el contacto con lo que no nos gusta, nos ratifica en el camino a tomar. Viva la magia de la creatividad y el brillo de lo nuevo. Muchos abrazos

      Eliminar
  2. Muchas gracias Esther por tus palabras.Yo aprendí mucho de vosotras. Hubo muchas que se revelaban al principio, pero al final todas salimos ganando. Tu eres la alumna que ha adelantado a la profesora y eso me hace muy feliz.
    Muchisimas gracias Esther por tus bellas palabras que llegan en momentos difíciles.
    UN abrazo enorme

    ResponderEliminar
  3. Cómo siento leerte hablando de momentos difíciles. No hay remedios mágicos para los problemas aunque estoy seguro que "todos tus chicos" incluido Benito te cuidarán el ánimo. Ellos nos ayudan con cariño y esas miradas enternecedoras. Coser también ayuda y los abrazos alivian. Un tierno abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hay cómo te envidioooo!! Clases con una profesora maravillosa y el estupendo acolchado de nuestra colchita. Para compensar, tengo fantásticas amigas como tú, que me enseñan y hoy me inicio en en acolchado. Ya veremos que sale...

    Hoy sólo un beso, el enorme abrazo te lo doy en persona muy pronto.

    ResponderEliminar
  5. Yo si que te envidio!!! A estas horas estarás a todo acolchar . Seguro que sale algo maravilloso de ese curso con Ximo. Estoy deseando que pasen los días... y a ver si sobrevivimos a ese abrazo de osas que nos vamos a dar. Muchos besitos

    ResponderEliminar