#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

viernes, 25 de noviembre de 2016

Conectarse al Silencio


Es una de esas frases curiosas con las que mi amiga Carmen sienta cátedra. Y estos días ando con ganas de eso precisamente, con ganas de conectarme al silencio. Después de una semana de madrugones, prisas y lluvia sin fin, siento la urgencia de ponerme ropa cómoda y disfrutar de todo lo bueno que supone quedarse en casa.


Desayunaré concentrándome en el sabor de la mermelada casera de kiwi y acabaré el libro que sólo he podido leer en los trayectos de metro. Después le daré al play y que la casa se llene de música.!!! Hay que celebrar por todo lo alto que ESTRENO DELANTAL, que me apetece cocinar algo rico y que ya queda menos para Navidad.











12 comentarios:

  1. Desconectarse del ruido para conectarse al silencio y después conectarse al sonido. Estamos rodeados de prisas y ruidos y no nos damos cuenta de los que ocurre dentro de nosotros y a nuestro alrededor. Ir despacio es vivir!!
    El delantal una monada!! Y me quedo con las ganas de oler y saborear la mermelada de kiwi, pero esta vez ni tan siquiera nos has dejado verla!! Malotaaaa.

    Un enorme abrazo con besos de pueblo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Inés, no permitiré que te quedes con las ganas de probar la mermelada. Cuando menos te lo esperes te llegarán un montón de calorías embotadas!!! Ojalá pudiera aminorar la marcha y acoplarme a un modo más tranquilo, a un ritmo lento como el pasar de las estaciones. Todo llega. Besos de pueblo y abrazos gordos

      Eliminar
  2. Yo prepararé una buena taza de té o chocolate y un trozo de bizcocho casero, un buen libro, un bloque o dos que terminar... y debería pensar en aquellos proyectos de Navidad que tengo olvidados.
    Disfruta de un fin de semana silencioso.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síííííííí yo también quiero chocolate y bizcocho y libro y bloques y proyectos navideños. Ejemmmm... creo que sueno un poco envidiosa jejejejee. No, muy envidiosa. Un besito María

      Eliminar
  3. Merecido relax, parece que oigo la música de fondo...Con ese delantal tan bonito no puedes cocinar más que cosas ricas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hummmm Eva... parece que te ha llegado el olorcillo que sale del horno. Un trozo de bizcocho de naranja??? Venga y ya puestos también un té. Muchos besos

      Eliminar
  4. Te entiendo perfectamente, lo malo que yo no puedo desconectar con un niño pequeño de año y medio y otro más mayor.... pero lo necesito!!! Como yo digo, necesito vacaciones sola.... qué tela de delantal más chula!!! Es muy alegre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy intentando acordarme de cuándo me tomé unas vacaciones yo sóla y no me acuerdo. Sería genial poder "multiplicarse por cero" en esos momentos en los que la tensión toma control y dan ganas de salir corriendo hacia esa vida más tranquila. Ah Isabel! lo mejor del delantal es que es de una tela resinada que no se mancha. Un problema menos. Besitos

      Eliminar
  5. Precioso delantal!!!! Una tela bonita y elegante. Besos

    ResponderEliminar
  6. Gracias Isabel!!! Jeeje como le decía a tu tocaya, la tela es genial porque conás con una bayeta humeda y el antigrasas queda como nuevo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Bonita frase, bonitos planes y bonito delantal. BESICOS.

    ResponderEliminar
  8. Pero qué difícil resulta a veces encontrar el silencio Pilar... Besitos

    ResponderEliminar