#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

jueves, 2 de febrero de 2017

Alma de Pueblo


De pequeña, cuando dejaba un trozo de pan a medio comer sobre la mesa, sabía que rápidamente oiría la cantinela de siempre: Filliña, tirar o pan éche pecado. Y no quedaba más remedio que comerlo o guardarlo en la omnipresente bolsa del pan. Supongo que el estribillo de mi madre  se debía a su posguerra en el pueblo y a los tiempos en los que reciclar, no era una moda, sino una necesidad. 

La primera bolsa que recuerdo, era de un Vichy verde con sencillos bordados a punto de cruz. A esa le siguieron otras muchas  y hoy en día, mi madre sigue fiel a la cita diaria. “He bajado a por el pan” me dice al teléfono. Este verano le hice una nueva para sustituir a la que tenía, ajada de tanto uso.










Del verano son también estas fotos. Mary y Fredy aparecían cargados todas las semanas con verduras y huevos recién puestos. Los pimientos no podían oler mejor y los tomates de piel fina y carne rosa, soltaban el jugo al cortarlos. De vez en cuando algún huevo sorprendía con dos yemas.






No creo en el pecado pero soy devota del reciclaje y, a pesar de que no puedo vivir sin internet, siento que tengo el alma de pueblo. ¿Una vueltecita por RUMS?






9 comentarios:

  1. Eso es un lujo.
    Me encanta...comida de buena y primera calidad.
    Disfruta de tu pueblo, tus raíces y esas cosas ricas de pueblo que no se olvidan nunca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que un lujo en estos tiempos de prisas y de picar fuera cualquier cosa a salto de mata.

      Eliminar
  2. Las verduras y huevos que pinta!!!! Conozco bien los sabores de lo casero ya que también tengo la suerte de disponer de ellos. La bolsa para tu madre preciosa porque no has podido escoger mejor tela y la aplicación perfecta. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel :) Comer rico a diario es un gran placer al alcande de sólo uos pocos.

      Eliminar
  3. Una tela preciosa Esther,un placer guardar el buen pan en una bolsa así de bonita.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo que cuesta encontrar panes que no sean precocinados verdad? Más masa madre y menos pijerío de tiendas de pan a precio de joyería. Besitos Eva

      Eliminar
  4. Una tela muy bonita y apropiada para el fin....

    ResponderEliminar
  5. La compré pensando en mi madre. Sabia que le iba a gustar y que la iba a disfrutar a diario ;)

    ResponderEliminar
  6. El pan que entre en ésa bolsa seguro que es más rico que ninguno.... ¡¡preciosa bolsa!!
    BESICOS.

    ResponderEliminar