#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

miércoles, 2 de julio de 2014

Las Mochilas Son Para El Verano


Invité a los mellizos de mi primo a merendar y pensé en hacerles un pequeño regalo: sendas unas mochilas el las que  acarrear chuches o los bocatas.

Menudo par! Me sorprendieron agradablemente atacando la merienda: tortilla de patata, embutidos y un queso tan fuerte que pensé que no tocarían. Les encantó! El postre resultó tan veraniego como las mochilas porque se me olvidó sacarlo del horno y quedó un poco morenito… Aún así, pidieron llevarse lo que quedó del bizcocho, para desayunar al día siguiente.








Me recordaron a mi misma… Hace años, de visita en casa de un familiar, me ofrecieron un bocadillo de chorizo de Pamplona. Mi madre sabiendo que no me gustaba, adelantó excusas. Ante su asombro, acepté un bocata… y luego otro más. La pobre no sabía dónde meterse. Volviendo a casa, me cayó una bronca de antología y algún cachete. Iba tan llena que ni me inmuté pero a partir de ese día mi madre incorporó el chorizo de Pamplona a mis meriendas






2 comentarios:

  1. que monas las mochilas, ¡¡¡seguro que les ha encantado el boqui y las mochilas!!!
    ¡Merci por el tuto!

    ResponderEliminar
  2. De nada, compartir es un placer!!! Como también lo es el cocinar. Estos días la despensa rebosa de la cosecha de este año. Engordaremos "tan agustito" con los desayunos: mermelada de fresa, de albaricoque y dentro de poco ciruelas claudias. Igual pruebo con una de cereza como la de Judit. Un abrazo

    ResponderEliminar