#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

domingo, 12 de abril de 2015

Slow Living

Me levanto pronto. Desayuno con un libro. Entra el sol por la ventana de la cocina. Me tumbo en el sofá y coso. Hojeo una revista. Leo mis blogs favoritos. No hago ningún plan e intento que triunfe el optimismo. Si no fuera porque casi no ando y apenas salgo a la calle podría decir que estoy de vacaciones. La nevera rebosa de tuppers llenos de comida rica que amigos y familia nos traen gentilmente. Me siento cuidada, querida y casi malcriada.


Mary me trajo unas rositas azules de raso, busqué una tela a juego y le hice esta bolsa que rellené con conservas caseras y chocolate. Un pequeño detalle para agradecer sus grandes gestos. 











También he cosido otra bolsa, esta vez  de papel, para presentar los baberos de la nieta de Sara.



La bandeja de “PENDIENTE” está prácticamente al día aunque me quedan semanas de recuperación por delante…


4 comentarios:

  1. Esther, siendo mucho "la mala pata", ya puedes hacer también una entrada para explicar detalladamente como pedir deseos!!jijiji!!
    Pero como siempre, hay que ser positivos y el hecho de que tengas los "pendientes" al día es muy gratificante. Me ha encantado ver como has transformado y interpretado (¿se puede decir?) el material de la primera foto para realizar algo sorprendente y muy bonito. Enhorabuena!!
    Aunque no lo parezca pienso en ti cada vez que me tomo mi té, que tiene un sabor muy particular y agradable, como tu blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tan acertada Livy, y una vez más tomo nota de tu sugerencia sobre la entrada. Casi tengo terminada la de 50 cosas sobre mi (copiándote!!!). Yo "te veo" a diario a través de tu colgador de casita. Vive en mi despacho. Un gran abrazo

      Eliminar
  2. Qué bonito, me encantan las florecitas con la perla. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sarita. Un montón de esos "besos de pueblo" de esos que te encanta dar.

      Eliminar