#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

sábado, 17 de diciembre de 2016

Dolly Days

Me gusta madrugar y desayunar a solas en la cocina aunque confieso que, desde que Lola no está, a mis mañanas le falta un ingrediente esencial. Hacia las ocho se oían resoplidos de su naricilla en la rendija de la puerta o el reclamo del desayuno: "aúúúúú". 

Después venían los cariños matinales del reencuentro y su impaciencia mientras yo preparaba nuestros desayunos. Ya con la mesa puesta, salíamos para un breve paseo y volvíamos las dos al trote pensando en el desayuno. Siempre miraba con deseo las tostadas pero nunca tuvo suerte. 


Ahora, las mañanas y los días en general, son diferentes: hago listas interminables y preparo proyectos para llevarme. Estoy ilusionada con un nuevo cambio de rumbo. Me preocupan las maletas pero soy muy consciente de que lo que somos, va siempre con nosotros.



Dolly Days es un quilt vintage total, sencillo y encantador. Pasé un fin de semana completo eligiendo telas para los vestidos. 








Las rojas las compré ex profeso para esta colcha en Creativa 2016. El libro lo tengo desde hace un par de años pero nunca encontraba el momento... Todo llega.









7 comentarios:

  1. Que bonito es pensar en nuevos proyectos, como te envidio, yo sigo intentando terminar los antiguos, pero no me va mal, así que en breve podré hacer cosas nuevas.
    Creo que las personas que hemos vivido con animales alguna vez, estamos destinadas a estar poco tiempo sin uno en nuestras vidas. Supongo que cuando te establezcas alguno de eso peluditos entrará a formar parte de tus idas y venidas.

    Mucha suerte en tu viaje, espero que te inspire muchos proyectos nuevos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero María, si no te quedan más que 4 bloques para acabar ese precioso quilt. Estás a la vuelta de la esquina de empezar tres o cuatro más. Tienes toda la razón, estoy deseando tener otro pequeño cuadrúpedo pero desgraciadamente tendrá que esperar. Haití queda lejísimos de todo. Muchos besitos

      Eliminar
    2. Como me gusta que me visites. Primero quiero darle un buen empujón a mis UFOs y luego ya veremos.
      Ya verás que bien em Haiti seguro que te inspiran muchos quilts muy coloridos. 😀

      Eliminar
  2. Preciosas telas y divinos vestiditos, siempre me sorprendes.
    Sin la compañía de nuestras mascotas hace que nuestras vidas cambien,lógico e inevitable.
    Me alegro que tengas tantos proyectos en mente y suerte con ese cambio de rumbo.
    Muchos besos Esther

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cúanto se les echa de menos Eva! Son todo amor y compañía. Disfruta mucho de Neo. Parece que ahora voy a tener más tiempo para coser y disfrutar de todo lo que me gusta excepto de los buenos amigos. Un abrazo

      Eliminar
  3. Es muy bonito este quilt, lo he visto por ahí y me recuerda a los recortables de cuando era pequeña.... nostalgia pura!!
    Las telas que has elegido muy chulas y seguro que te quedará precioso!!! Ya lo veremos por aquí ¿verdad?
    Espero que te vaya bien en tu nuevo rumbo, como yo digo los cambios vienen bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso es, los recortables de la infancia. Cómo molaba aquello, primero recortarlos y luego cambiarles los vestidos. Ahí empezó mi gusto por la costura. Quería que mi madre me hiciera vestidos parecidos.
      Abrazo los cambios con ilusión, creo que es la mejor manera de enforcarlo. Besitos

      Eliminar