#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

jueves, 8 de junio de 2017

Historias de la Urba


Echaba tanto de menos la máquina de coser, que hace un par de semanas me hice con una Singer pequeña. Ahora voy a toda máquina, y nunca mejor dicho, con mis bloques Civil. Paso largos ratos entre telas, buscándo nuevas mezclas, cortando y archivando. Al día siguiente, coso y plancho. Sí, plancho a medida que coso porque creo que mejora los acabados. 

Con el bloque 6 tuve un pequeño encontronazo que se saldó con el bloque en la basura. Nada grave, pero prefiero repetirlo a oír esa vocecita que me dice "Estheeeeertendrías que..." Así quedó esta segunda hornada de cinco bloques:






María Patchwork



Me costaría explicar todo lo que estoy disfrutando en esta nueva etapa. Hace unos días, coincidí con un vecino canadiense en la piscina. Se sorprendió de que no trabajara y quiso saber a qué dedicaba el día. Respondí que a leer, escuchar música, charlar con amigos por teléfono, cocinar, coser, dormitar en el jardín de la urba... 







Su cara pasó de la sorpresa a la pena. Supongo que todas esas actividades le sonaron a tópico, a apartado "aficiones", a vida doméstica con el agravante del obligado encierro en la urba. No intenté convencerle de mi felicidad. Él también me da un poco de pena: destinado por Naciones Unidas a un país que aborrece, 3 teléfonos móviles y sobrepeso de soledad. 

Me despedí con un bye! y una sonrisa. Tenía prisa por pintarme las uñas de los pies de color naranja. Quedan tan bonitas sobre el azul del agua cuando floto!!! Seguro que no lo hubiera comprendido.






8 comentarios:

  1. Preciosos bloques Esther!!! Que perfectos y que combinacion mas bonita de telas. A seguir disfrutando!!! Besos

    ResponderEliminar
  2. Esther, me alegro que te hayas hecho con una máquina de coser! Sacas de tu etapa en un país difícil lo mejor, alimentas tu espíritu y llenas tus días con actividades positivas.
    Los bloques te quedan preciosos así que disfruta de esta temporada de ocio obligado pues seguro que más adelante lo echarás de menos!
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  3. Preciosos bloques, Esther, perfectos y con unas telas combinadas a las mil maravillas.
    Me han gustado mucho también tus reflexiones, ni te imaginas cuanto me identifico con ellas y las comparto al cien por cien!!
    Un beso muy grande!!

    ResponderEliminar
  4. No sé cómo lo haces. Combinar tantas telas en cada bloque y que queden estupendos!! Además, las uniones casan de maravilla y seguro que por detrás también están para revista.
    Sigue disfrutando de cada día de las cosas que te gustan y te hacen feliz porque eso es lo que realmente merece la pena.
    Un abrazo de osa menor.

    ResponderEliminar
  5. Esther, que bonitos tus bloques!!!
    Ahora te parecerá un lujo tener una máquina de coser.
    Que pena me da que no se sepa valorar lo maravilloso que nos puede parecer disfrutar de algo tan maravilloso como pintarnos las uñas de los pies de naranja para que contrasten con el azul de la piscina.
    Eso es lo más y así debe ser.
    Coincido con tu filosofía de vida, las pequeñas cosas nos hacen disfrutar a lo grande.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Bueno buenoooo..a ver por donde empiezo..
    Al final no se te resistió,ehhh!! El bloque 6 te salio de maravilla!!!!!
    El 8 es sin duda mi preferido,me encantan estas florecillas,aunque el 7 también queda fenomenal,por cierto.
    Ya tenías mucho logrado con esta combinación de telas que has elegido, aunque te confieso que el azul no es mi color.
    Y estas fotos que nos regalas???? Una maravilla!!!
    Para disfrutar viéndolas una y cien veces!!!
    El azul del agua, el exótico verdor de una naturaleza sin domar...
    Y que decirte de tu filosofía vital.
    Ya sabes como comparto tu saber vivir. Felicidades por elegir lo importante de la vida y atreverte a decirlo en voz alta.
    Algo necesario cuando nos rodeamos de tantas personas a las que cuesta reconocer que emprendieron un camino que no les satisface...o tal vez son felices a su manena, como dices, la felicidad tiene muchas caras...
    Disfruta muchos ratos con tu maquina de coser.Yo también plancho según voy cosiendo..jjjj..
    Hoy deje atrás el verdor de los montes gallegos,sus ríos y el cantarin acento de los lugareños..espero no tardar mucho en volver..
    Me traje un besiño solo pará ti!!!
    Pd: cuando llega el buen tiempo y voy a "mi playa" pocas cosas me parecen tan prioritarias como sentarme en el escalon de mi terraza para "poner a punto" las uñas de mis pies...los colores rojizos lucen mucho tanto en el agua como con cualquier sandalia.
    Gracias por compartir tanto de ti

    ResponderEliminar
  7. Es fantástica esta etapa de tu vida, estás disfrutando de lo lindo.Tú sabes como vivir el momento y no dejarte convencer por nada ni nadie.
    Me encantan las fotografías,por un momento me vi en ese precioso jardín y chapoteando en la piscina.
    Qué voy a decir de tus bloques ... bonitos, perfectos y como siempre las telas,espectaculares!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me encanta Esther, primero los bloques, cualquiera de ellos habría aparecido en el libro de Barbara, estoy segura. Yo cada vez que leo mi nombre me da subidón porque estará ahí para siempre, como una señal de que estuve aquí y mereció la pena.
    Esta sociedad es muy de juzgar, antes la mujer en la cocina y a coser y sino quería es que estaba buscando algo....Ahora si te gusta cocinar y coser y pasar tiempo con tu pareja es que eres una maruja. En la vida hay muchas formas de sentirse realizada.
    Un besito fuerte fuerte
    P.D Envidio tu piscina😉

    ResponderEliminar