#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

lunes, 22 de julio de 2013

Por fin... verano!!!

A pesar  del dulce aletargamiento del verano,  sigo sacando momentos para la aguja y el hilo. Es por eso que se  agradecen los pequeños proyectos. Esta semana me he entretenido con unos baberos, y he revoloteado también por las estanterías seleccionando telas para unos monederos que, seguro encuentran nuevo propietario en Navidades.




En cuanto a los baberos, envolveré un par de ellos en papel de regalo para María. Espera su segundo nieto para dentro de unos meses. Esta vez será una niña, así que planea felizmente una bonita colchita para la bebita. 



Yo, aún conservo la mantita de mi cuna. Es azul, con un conejito central. En aquella época el sexo del bebé era una incógnita hasta el último momento; supongo que a eso se debe el color…



2 comentarios:

  1. Qué bonitos Esther!!!!
    Son tan preciosos que da pena mancharlos!!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Me encanta regalarlos, se hacen tan tan rápido...
      Un abrazo y buen verano

      Eliminar